CERDANYA

El compromiso de la Cerdanya Film Commission con la comarca va más allá que la simple organización y gestión de una serie de actividades, sino que también tiene una componente social que es básica en los distintos proyectos que realizamos con éxito. Ciñéndonos escrupulosamente al plan acordado con los diferentes agentes sociales, siempre buscamos mejorar la oferta existente de la comarca, básicamente orientada al sector servicios de fin de semana y vacaciones. Hemos detectado un vacío importante en dos aspectos de distinta procedencia pero que son perfectamente compatibles para alcanzar los objetivos que deseamos: una comarca viva todo el año, respetuosa con todas las sensibilidades y abierta al mundo.

Nuestra sociedad padece los efectos de la estacionalidad y, basándonos en este hecho, y también en nuestros propios datos de asistencia, observamos que hace falta hacer un esfuerzo para dotar la comarca de algo potente y original para combatir el citado fenómeno en el periodo septiembre-noviembre. Hace falta, pues, concentrar una parte importante de los esfuerzos de nuestra entidad para rellenar este vacío existente. Por otro lado, hemos visto la necesidad de focalizar la temática del certamen en los cortometrajes para gente joven, buscando un público nuevo para la comarca pero que también cumpla los requisitos de compromiso social, compromiso con los jóvenes, libertad de expresión y honestidad que perseguimos desde nuestra entidad.

Reiteramos nuestro compromiso con los jóvenes, faltos de oportunidades de exhibición de su obra, que muchas veces se ve apartada de certámenes de este tipo por la enorme presencia de material con más presupuesto, masivamente enviado por empresas distribuidoras transnacionales. Queremos huir de este círculo vicioso en la medida que nos sea posible y hacer el camino inverso: servir de plataforma para dar oportunidades a los jóvenes de expresarse libremente y que su trabajo sea reconocido por el público. También conviene remarcar que nuestro proyecto está muy vinculado desde la organización con profesionales del mundo del cortometraje que, de forma totalmente altruista y desinteresada, colaboran estrechamente con la formación y asesoramiento de este colectivo que empieza, con la intención de formar una parte decisiva de su educación como futuros cineastas.

En conclusión, somos optimistas para llevar a buen puerto esta aventura. El proyecto es algo pionero y original en todo el ámbito pirenaico, con buenas previsiones y con el valor de seguir empujando a los jóvenes actores, productores, directores y realizadores de cortometrajes y del cine independiente en general, siguiendo a rajatabla los compromisos sociales importantes que están planificados.