POR QUÉ RODAR EN CERDANYA

Cerdanya, el diamante en bruto del siglo XXI:

GRAN VARIEDAD DE LOCALIZACIONES

La comarca cuenta con una amplia oferta de localizaciones inigualable dentro del entorno pirenaico: desde bosques de ribera a picos del Pirineo axial, pasando por valles con caducifolias, extensos bosques de coníferas, zonas húmedas, lagos, modernas zonas urbanas, cascos antiguos medievales, pueblos de montaña, iglesias románicas, parques naturales y naturaleza salvaje, extensiones agrícolas y ganaderas…

METEOROLOGÍA FAVORABLE

La orientación del valle de la comarca de este a oeste, inusual en la hidrología pirenaica, la amplitud de la cabecera fluvial y la altitud de las montañas rozando la cota de los 3.000 metros en algún caso, la dotan de un microclima específico con menos humedad de la que es habitual en los valles de la sierra de los Pirineos i mucho más soleada.

Las lluvias y la nieve dan a Puigcerdà (capital de la comarca) unos 600 mm3 anuales de precipitaciones con un mínimo en invierno y un máximo en julio. Se encuentran tres tipos de climas: el alpino desde los 2.400 m de altitud, el subalpino en las umbrías (1.600-2.300m), y el mediterráneo de la solana y la llanura. Las temperaturas son frías y rigorosas en invierno (medias de 1-2 ºC), pero con muchas horas de sol que las temperan en verano (medias de 25-26 ºC). Las horas de insolación en la umbría son mínimas, mientras en la solana las cifras son consideradas como las más elevadas de Europa. Una característica particular es que, por su baja humedad i por el Mediterráneo a menos de cien quilómetros, tiene una gran luminosidad. Por las noches se pueden observar a simple vista estrellas de magnitudes elevadas.

FLORA Y FAUNA

La Cerdanya es una zona que presenta una gran variedad natural, pudiendo encontrar en la llanura del valle del Segre desde especies típicas de la fauna ártica hasta las propias de zonas áridas. Conforme se penetra en los valles laterales (la Llosa, l’Ingla, Meranges,…), los prados empiezan a dejar paso a bosques de pinos rojos y robles que son substituidos por pinos y abetos conforme se eleva el terreno, conviviendo con fauna adaptada al frío y la nieve. Pasados los 2.000 metros de altitud, la presencia de árboles es escasa, estando presentes plantas propiamente alpinas.

La Cerdanya tienen una gran variedad de boletes comestibles.

La fauna es la típica de los Pirineos, protegida por las reservas naturales y el Parque Natural del Cadí-Moixeró. Consta de rebecos, corzos, ciervos, quebrantahuesos, y aves rapaces, hay una superpoblación de jabalíes, perdiz blanca (por encima de los 2.000 m) y jinetas.

HISTORIA. DES DE LA PREHISTORIA HASTA LA ACTUALIDAD

La Cerdanya está poblada desde el Paleolítico, como lo prueba la existencia del yacimiento de Montlleó (Prats i Sansor)  y la multitud de yacimientos neolíticos que podemos encontrar en toda la comarca, así como la presencia de monumentos megalíticos, como los dólmenes de ca n’Auren (Prullans), el del campo de la Marunya (Enveig), el de Paborde (La Molina, Alp) o el menhir de Eina.

Posteriormente la Cerdanya fue romanizada y se estableció la capital en Iulia Lybica (Llívia), que ostentará esta función hasta la creación de Puigcerdà, en el siglo XII. En la Alta Edad Media fue muy importante la existencia del Condado de Cerdanya, dentro de la Marca Carolingia,  que posteriormente se integró al Casal de Barcelona y, por lo tanto, fue parte fundacional de Catalunya. Encontramos en esta época multitud de iglesias románicas (como la iglesia de Sant Esteve de Guils) y algunas construcciones góticas remarcables (como el puente de Sant Martí o el campanario de Puigcerdà, restos de la antigua iglesia de Santa María).

En la edad moderna, las luchas entre nyerros y cadells y el creciente bandolerismo marcan la historia de la Cerdanya. Posteriormente, en el siglo XIX, las guerras carlinas, con una Puigcerdà liberal rodeada de un Pirineo carlino, guian el futuro devenir de la comarca. Después de las carlinadas, Puigcerdà y la comarca se abren al incipiente turismo barcelonés y francés y crecerán urbanísticamente, derruyendo las murallas.

La apertura del Túnel del Cadí en los años 80 marcará un antes y un después en el pasado reciente de la comarca, convirtiéndose en la joya de la corona del Pirineo y fetiche favorito del turismo, invierno y verano, procedente de Barcelona.

CALIDAD, DISCRECIÓN Y PROXIMIDAD

La gente de Cerdanya tenemos un alto grado de compromiso con nuestro entorno, buscando la excelencia en todos los ámbitos, respetando la privacidad y quehaceres de los que nos visitan y siempre ofreciendo un servicio próximo y entrañable.

SERVICIOS

La comarca dispone de una amplia oferta de servicios de todo tipo propios de una zona turística activa y de calidad. Los servicios (comercio, alojamiento y restauración) están destinados, en gran parte, a la oferta del esquí y del veraneo que predomina en Cerdanya, servicios que permanecen abiertos y en pleno funcionamiento durante las demás épocas del año, ofreciendo grandes oportunidades para los profesionales y visitantes de entre semana.

SERVICIOS PARA LOS RODAJES

La proximidad con el Área Metropolitana de Barcelona hace que Cerdanya pueda ser hábil para captar profesionales de reconocido prestigio para las producciones que se quieran rodar en la comarca.

INFRAESTRUCTURA HOTELERA DE PRIMER ORDEN

Extensa y variada oferta de hoteles, alojamientos rurales, albergues y residencias deportivas apta para todos los bolsillos y con una excelente relación calidad-precio. La industria de la nieve y el ocio hace que Cerdanya disponga de una infraestructura hotelera de primer orden y una amplia disponibilidad de establecimientos en todos los municipios de la comarca.

PROXIMIDAD CON GRANDES CENTROS TECNOLÓGICOS Y DE SERVICIOS

  • Proximidad con el Área Metropolitana de Barcelona (Catalunya)
  • Proximidad con el Área Metropolitana de Toulouse (Francia)

INFRAESTRUCTURAS DE COMUNICACIÓN

Las vías de comunicación por carretera actuales son:

  • Por la N-260 de Puigcerdà a la Seu d’Urgell y Andorra, cruzando toda la comarca.
  • Por el Eje del Llobregat C-16 cruzando el Túnel del Cadí (desde Barcelona)
  • Por la C-17 y la N-152 que cruza la Collada de Toses (desde Barcelona)
  • Por la C-66 y la C-26 desde Girona que conectan Ripoll con la N-152.
  • Por el túnel del Pimorent, que une la Cerdanya con Ariège y Toulouse (Francia)
  • Por el collado de la Perxa, que une la Cerdanya con el Conflent y el Rossellón- Perpiñán (Francia)

Comunicación ferroviaria:

  • Estaciones de la línea R3 de cercanías de la Generalitat de Catalunya en La Molina, Urtx-Alp, Queixans i Puigcerdà
  • Conexión con el sistema ferroviario francés (SNCF) en La Tor de Querol
  • El tren amarillo, tren turístico que comunica La Tor de Querol con Vilafranca del Conflent y el sistema ferroviario francés (SNCF)

Transporte público per carretera:

  • Líneas regulares de autobuses en Puigcerdà con dirección a Barcelona, La Seu d’Urgell-Andorra-Lleida y Girona

DESCUENTOS E INCENTIVOS

Los distintos Patronatos de turismo y asociaciones de la comarca ofrecen descuentos en alojamiento y manutención de los visitantes.

TRANQUILIDAD Y SEGURIDAD

Cerdanya cuenta con una amplia red de servicios médicos y hospitalarios, con el Hospital de Puigcerdà y el Hospital Transfronterizo de Cerdanya como puntas de lanza. Cada municipio tiene un consultorio propio y existe un servicio de urgencias 24 horas en Puigcerdà. En caso de alguna afección grave, la proximidad con Barcelona garantiza una asistencia sanitaria de primer orden mundial.

Como zona fronteriza, hay una amplia cobertura policial que garantiza la total seguridad de los visitantes, turistas y profesionales que están en la comarca.